Para buscar lo que necesitéis

Búsqueda personalizada

lunes, 17 de diciembre de 2012

Pastel Vegetal




Ya sabéis, una receta de las típicas mías: fácil, económica, rápida y riquísima ;)
Ideal para preparar y aportar en una fiesta con amigos. 

Ingredientes:
  • 1 Paquete de pan de molde sin corteza
  • 1 Bote de mayonesa
  • 1 Lechuga mediana
  • Atún (2 ó 3 latas)
  • 1 Lata de pimiento de piquillo
  • 4 Huevos cocidos
  • 3 Tomates maduros
  • 1 Bote pequeño de aceitunas rellenas
  • Sal
  • Orégano




Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es prepararnos todos los ingredientes:
  • Cocemos los huevos en un cazo y los rayamos.
  • Rayamos también el tomate.
  • Desmenuzamos el atún.
  • Cortamos el pimiento el trocitos pequeños. 
  • La lechuga la hacemos tiras muy finas. 


Ahora cogemos un molde y colocamos una primera capa de pan de molde. Yo lo fuí cortando de manera que no quedara ningún hueco:


Lo untamos de mayonesa:


Ponemos una capa de tomate rayado:


Otra capa de huevo cocido rayado:


Colocamos otra capa de pan de molde:


Untamos de nuevo con mayonesa:


Ponemos una capa de pimiento de piquillo:


Colocamos el atún y huevo cocido por encima, pero no todo el huevo porque dejaremos un poco para decorar después:


Una capita de lechuga cortada a tiricas:


Y colocamos una capa de pan de molde untada al revés:




Ahora escurrimos las aceitunas rellenas y las cortamos en tres rodajas. Reservamos:


Hora de emplatar. Cogemos una bandeja que cubra bien la base del molde, la ponemos encima y le damos la vuelta al molde:



Cubrimos el pastel de mayonesa:


Lo decoramos con el huevo rayado:



Unas hojitas de lechuga por los bordes:



Las rodajas de aceituna por encima:

 
Espolvoreamos con orégano:


Y voilá! 
Ya tenemos nuestro pastel vegetal. 
Ahora solo queda meterlo a la nevera y dejarlo enfriar al menos una hora para que esté listo. 


Yo lo llevé a una fiesta, por eso los platos que se ven son de plástico:


¿Verdad que tiene buena pinta?


¡¡¡Pues está delicioso!!!



Espero que os haya gustado. 
¡¡FELICES FIESTAS!!

jueves, 8 de noviembre de 2012

Pollo al Vino de Fresa


¡Hola de nuevo!

Hoy traigo una receta hecha con un vino muy especial que mi amiga Andrea de Sevilla me mandó a casa como regalo junto con otra botella de vino a la naranja que, desgraciadamente, se rompió antes de llegar. 
Pero bueno, el de fresa llegó intacto, así que lo utilicé para hacer una receta con pollo y salió realmente espectacular. 

¡ANDREA, ESTA ENTRADA TE LA DEDICO!

Esto fue lo que hice... 


Ingredientes:
  • Vino tinto al aroma de fresa
  • 2 Cebollas grandes o 6 cebollitas pequeñas
  • 2 Zanahorias
  • 2 Tomates maduros
  • 1 Paquete de champiñones
  • 4 Dientes de ajo
  • 1 Calabacín (Yo utilicé el que tenía en conserva, casero)
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pollo
  • Sal
  • Pimienta



Preparación:

Ponemos en una olla un chorro de aceite a calentar.
Troceamos el pollo si fuera entero, lo salpimentamos y lo freímos.



Mientras se va friendo el pollo vamos cortando la verdura (en trozos grandes): la zanahoria, el tomate, el calabacín, la cebolla y el ajo. Los champiñones los reservamos.
Cuando esté dorado por ambas partes, lo retiramos de la olla y en ese mismo aceite sofreímos las verduras:




Cuando estén blanditas metemos la batidora a la olla y lo trituramos todo:


Ahora volvemos a colocar el pollo dentro y le echamos algo más de medio vaso de vino de fresa. Además, aunque lo pensé después y no está colocado en la foto con los demás ingredientes, le añadí unos taquicos de bacon:



Ahora añadimos los champiñones bien peladitos y cerramos la olla. Si es olla pronto en unos 10 minutos estará listo. 
Si es olla normal lo dejaría al menos 20 minutos a fuego medio:


Y éstas son las fotos del resultado. 
¿Verdad que tiene buena pinta?
¡Pues mejor sabor!





¡BUEN PROVECHO!


martes, 30 de octubre de 2012

Ojos Sangrientos para Halloween




Iba con otra idea hacia la cocina para preparar mi receta de Halloween DE este año, y al final, como casi siempre, abrí el frigorífico, visualicé lo que había y mi mente culinaria empezó a imaginar. 

Además, os puedo asegurar que tardé menos de media hora en preparar esta receta. Y lo mejor de todo: EL RESULTADO. ¡Quedaron como auténticos ojos! Los hice ayer por la tarde y anoche cuando llegué del gimnasio ya no quedaba ni una pizca de “sangre” para mojar con pan. Al parecer salieron bastante ricos :)

Si no sabéis qué hacer para vuestra cena de Halloween os los recomiendo 100%. Es una receta barata, rápida de hacer, está  muy buena y queda de lujo.


Ingredientes:

  • Champiñones pequeños. Tantos como ojos vayamos a preparar.
  • Huevos cocidos.
  • Sucedáneo de caviar o aceitunas negras (que es lo que yo iba a ponerles pero no me quedaban).
  • Tomate frito o triturado para freír (el que sepáis que vaya a salir más rojo).
  • Cebolla. Mejor si es roja para que siga dando color a la sangre.
  • Vino tinto.





Preparación:

Primero de todo ponemos a cocer los huevos. Como tenía prisa los puse a máxima potencia:



Mientras tanto puse 3 cebollas pequeñas rojas a freír, cortadas en juliana, con una pizca de sal:



Cuando estaban ya doraditas les añadí un chorrico de vino tinto para que fueran cogiendo color:




Después añadí el tomate (en mi caso era tomate triturado de bote), lo freí con una cucharadita de azúcar para rebajar la acidez, y añadí otro chorrico de vino tinto. Reservé ya en un plato preparado para colocar encima los ojos:



Cuando ya estuvieron los huevos cocidos, y para cortarles la cocción de golpe, preparé un bol con agua fría y hielo, los saqué del cazo y los metí a enfriar dos minutos.

Mientras pelé los champiñones, les quité el tallo, los puse con el agujero hacia arriba, una rayita de aceite de oliva, una pizquita de sal y al microondas dos minuto:





A la vez que se hacían los champiñones, pelé los huevos sin problemas. 

Ahora tocaba el turno de montar el plato:



Os hice fotos de los detalles para que podáis apreciarlo bien. 



Le fui quitando el culo a los huevos y lo metí en el hueco del champiñón:



Luego al huevo que metí le hice un agujerito para poner ahí el sucedáneo de caviar:




Y ya tenía listo el primer ojo. Así fui uno a uno. Rápido y sencillo.
Por último los coloqué todos encima de la sangre y los ensucié un poco con ella para que se vieran sangrientos:






Y ya está. Los metí a la nevera cuando enfriaron y lo dicho. ¡Cuando llegué no quedaba ni uno! El tomatico frito salió espectacular con el toque del vino tinto. 

¡Espero haberos servido de ayuda para vuestra cena de Halloween!
¡UN ABRAZO!