Para buscar lo que necesitéis

Búsqueda personalizada

viernes, 22 de noviembre de 2013

Timbal al Ajillo


Ésta es otra forma más estética de presentar una  mezcla de sabores deliciosa. 
Como siempre se trata de algo sencillísimo que vamos a ver ahora mismo... 

INGREDIENTES:
  • 3 Patatas medianas
  • Pimiento de piquillo o pimiento asado
  • 1 Cebolla grande
  • 4 Dientes de ajo
  • Alcachofas en aceite de oliva o marinadas (DELICIOSAS)
  • 1 Paquete de gulas
  • Aceite de oliva
  • Sal 


PREPARACIÓN:
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas como para tortilla. La cebolla la cortamos también en juliana y ponemos ambas cosas a pochar en una sartén con aceite. Le ponemos una pizca de sal. Mientras se ponchan picamos dos dientes de ajo y cuando los tengamos listos los añadimos también:


Cuando la cebolla esté pochada y las patatas estén blandas las retiramos de la sartén y las escurrimos con un colador:


Llega el turno de mis queridas gulas... ¡Lo que me gustan! 
Si son congeladas, mejor descongelarlas antes, pero si no hay tiempo, no pasa nada, se pueden descongelar mientras se están haciendo en la sartén con el aceite:


Picamos los otros dos ajos y se los añadimos. Si os gusta el sabor picante podéis añadir también una guindilla:


Estarán listas cuando el agua que sueltan se haya consumido y estén blanditas:


Preparamos el pimiento de piquillo troceándolo en tiritas:

 

Y lo mismo con las alcachofas. Qué ricas dios mío... ¡Se me hace la boca agua de ver las fotos y recordar su sabor! :)



Ahora... Según los comensales que sean, cogemos los recipientes iguales (no demasiado grandes). Yo usé dos envases de tupperware. En la base (que va a ser lo primero que veamos al comernos el timbal), ponemos las gulas al ajillo:

 

Seguimos con la alcahofa troceada:


Después ponemos el pimiento de piquilllo y por último las patatas con la cebolla y el ajico. Presionamos bien para que todo se aplaste y luego quede como en bloque:


Ahora cogemos un plato, lo ponemos encima del recipiente con el culo mirando hacia nosotros, le damos la vuelta (como una tortilla) y retiramos el recipiente. Va a ser fácil retirarlo por el aceite que se queda impreganado los bordes. Con cuidadico. Y así queda... ¡Listo para degustar!


Podéis ponerle por encima una ramita de perejil para presentarlo y que quede más bonito. Yo lo hice con tanta prisa que ni caí en ponerle nada por encima.



Espero que os guste.
¡UN ABRAZO!

1 comentario:

  1. Hola cuando lo haga te lo diré,supongo que tiene que estar de muerte.
    Noe aunque ponga rafica, soy Maria Luisa ceron Amores. Tedigo esto porque igual no me conoces por ese otro nombre,un besico.

    ResponderEliminar

Prometo contestar a todos los comentarios. Mil gracias por dejarlos. Ya sabéis que un blog se alimenta de vuestras opiniones. Noe.