Para buscar lo que necesitéis

Búsqueda personalizada

jueves, 25 de abril de 2013

Berenjenas con Verduras Gratinadas


¿Queríais una receta sana y muy rica?
Pues aquí la tenéis. 
Si os gustan las verduras, adelante, manos a la obra con esta receta.

INGREDIENTES PARA 3 PERSONAS:
  • 3 Berenjenas medianas
  • 2 Tomates
  • Media coliflor mediana o 1 pequeña
  • 1 Calabacín
  • Media cebolla
  • Medio pimiento (yo le puse verde)
  • 2 Dientes de ajo
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Queso para gratinar
  • 1 Huevo (si no os gusta el queso)

PREPARACIÓN:
Lo que vamos a hacer va a ser poner agua en una olla a hervir y metemos las 3 berenjenas cortadas por la mitad y con unos cortes a lo largo y a lo ancho para después poder sacarles la molla correctamente. Añadimos sal y un chorrito de aceite:


Mientras se cuecen las berenjenas (unos 15 minutos en olla normal a fuego medio-alto), vamos a preparar todas las verduras restantes. Las lavamos todas muy bien y las troceamos. 
Cuando estén listas las berenjenas las retiramos y las dejamos que se vayan escurriendo:

 

Entonces metemos las demás verduras en la misma olla para que se cuezan también. Añadimos otro poquito de sal:



Mientras se van cociendo las verduras retiramos la molla de las berenjenas y la preparamos en un plato para mezclarla con las demás verduras en cuanto estén listas:



Ahora vamos a preparar en una bandeja con papel de horno las pieles de las berenjenas listas para rellenar con nuestras verduricas:



Ahora toca poner el queso para gratinar. En casa a mi padre no le gusta el queso caliente y a mí directamente es que no me gusta el queso, así que puse queso en dos berenjenas para mi madre y a las otras cuatro les puse huevo batido por arriba:



Y éste fue el resultado. Deliciosas. ¡Se comen solas! Una buena ensaladica y un trocico de pan y tenemos una comida espectacular ;-)


Con queso:


Con huevo:



¡QUE APROVECHE!

jueves, 18 de abril de 2013

Pechuga de Pollo al Huevo con Salsa de Pisto Murciano


Receta para quedar de lujo. Sencilla, rica, completa, sana y muuuuy fácil de hacer. 

La semana pasada comimos un día mi hermano pequeño y yo y, como teníamos una pechuga casera de los pollos de la granja de mi padre y una cesta llena de huevos de las gallinas ponedoras, me puse manos a la obra con la creatividad culinaria. Y mi Maxi me lo agradeció porque comimos de lujo los dos.

Ingredientes:
  • 1 Pechuga de pollo casera grande
  • 1 Cebolla grande o 2 pequeñas
  • Medio pimiento verde o rojo
  • Tomate en conserva o tomates maduros para freír
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Huevo grande o 2 pequeños
  • 1 Cacito de caldo Knorr o medio vasico de caldo de pollo
  • Medio vasico de brandy
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Primero vamos a poner a cocer el huevo grande o los dos huevos pequeños. Yo casi siempre los pongo unos 12 minutos a pontencia 7 de la vitrocerámica.

Aunque ya os dejé la receta de cómo hacer pisto murciano, os vuelvo a explicar cómo lo hice para esta recetica.
Doramos la cebolla, los ajos y el pimiento en una sartén con una pizca de sal. Todo al mismo tiempo. Hasta que la cebolla empiece a verse doradita y los ajos también:


Entonces añadimos el tomate para freír. Yo puse tomate en conserva casera. 1 Bote mediano que llevaría unos 5 ó 6 tomates:


 Le ponemos un poquito de sal y una cucharada de azúcar para rectificar la acidez:


Cuando tengamos listo el tomate frito lo disponemos en una jarra o vaso para triturarlo con la batidora:



Como ya estarán cocidos los huevos, preparamos un bol con cubitos de hielo y agua y metemos los huevos para que corten su cocción y luego podamos despegarles la cáscara de forma facilísima.

Mientras, cortamos la pechuga en tiras o cuadrados, como más nos guste, añadimos una pizca de sal y doramos en una sartén con aceite.

  

Ahora podemos ir preparando el huevo cocido. Le quitamos las cáscara y con un rayador lo rayamos finamente y lo dejamos preparado para emplatar al final: 

 

Una vez que las pechugas hayan cogido color las salpimentamos y añadimos el cacito de caldo de pollo o de carne que tengamos:




Cuando se haya disuelto el caldo, añadimos el brandy. Un chorrico aproximado a medio vaso. Dejamos que se vaya consumiendo el alcohol:


Ahora toca lo mejor de todo: Emplatar.
Ponemos la pechuguica a un la del plato, con el juego que haya dejado el caldo y el brandy:


El otro lado del plato lo rellenamos con la salsa de pisto:


Espolvoreamos con el huevo cocido y a disfrutar de este espectacular plato:



He de deciros que la pechuga de pollo casero hecha de esta forma queda muuuuy sabrosa.
¡Que aproveche!